Cómo tener éxito a la hora de recabar información de la empresa

por | 30 Ago 2020 | Planificar | 0 Comentarios

Ya sea porque apliques a un puesto de trabajo o te llegue un correo de un recruiter ofreciéndote iniciar un proceso de selección, es súper importante que intentes recabar la mayor cantidad de información posible sobre tu potencial futuro empleador.
Para esto dispones de diferentes métodos, dependiendo de la fase en la que te encuentres de este proceso.
Por un lado tu mismo puedes obtener información (utilizando las redes sociales, búsquedas en internet, preguntando a colegas, etc.) o puedes realizar preguntas pertinentes al entrevistador.

A la hora de juntar información debes tener cuidado, ya que existen una serie de pautas no escritas que debes seguir, caso contrario es muy posible que te descarten prematuramente por saltártelas.
Por poner un ejemplo, nunca deberías en una primera toma de contacto preguntar sobre el salario, o cuan pronto te dejarán tomar vacaciones si entras en la empresa, ya que esto haría pensar a tu interlocutor que estás mas interesado en estas cosas que en el trabajo en sí.
Por otro lado, nunca deberías preguntar cosas como «¿existe algún problema si la gente llega tarde a la oficina repetidamente?», por razones creo que obvias.
Por tanto se pueden distinguir una serie de preguntas que se pueden hacer pero hay que tener cuidado con el momento en que se hacen, y otras que directamente evitar.

Veamos que tipo de cosas se pueden hacer en cada una de las fases del proceso de selección para recabar información sobre la empresa:

 

Entrevista Telefónica

 

SI bien el proceso de selección para la empresa comienza mucho antes, para ti como candidato esta será la primera toma de contacto. Aquí debo hacer la distinción en base a quien te está llamando.
No es lo mismo si te está llamando un recruiter externo como si lo hace uno interno, es decir, un empleado de recursos humanos de la compañía que entrevista.

Si te llama un recruiter de una empresa de selección de personal, te puedes tomar mas libertades. ¿Porqué? Pues porque si bien ellos tienen que cumplir una serie de requisitos y filtrar candidatos, su objetivo principal sigue siendo meter a alguien en la empresa que lo ha contratado para buscar un recurso (mas allá de si es «el mejor»). En cambio si estás hablando con alguien de RRHH de la empresa, seguramente serán más estrictos.

Como las entrevistas telefónicas iniciales suelen tener una duración mas bien corta (30 minutos como mucho), te recomiendo que te prepares una serie de preguntas, y de acuerdo a como veas que va la entrevista preguntes lo que creas mas relevante o necesario, ya que solo podrás hacer 2 o 3 preguntas.

Este es un buen punto para valorar cosas como:

  • ¿Podrías describir como sería un día de trabajo típico? – Con esta pregunta podrás obtener algo de información sobre como se maneja la empresa en el día a día, hábitos, y ver si puedes encajar con lo que te cuentan
  • ¿Qué tipo de cualidades buscan en la persona que va a obtener el puesto de trabajo? – Aquí puedes ver el enfoque que tiene la empresa para con los candidatos que buscan, y contrastarlo con tus habilidades y predisposición
  • ¿Cómo es el proceso de onboarding? – Con esta pregunta podrás saber si la empresa tiene organizada la manera en la que incorpora a sus nuevos empleados, o si simplemente se «hace lo que se puede»
  • ¿Cuáles son algunos de los desafíos que puedo encontrar en este rol? – Esta pregunta tiene un poco de doble sentido. Dependiendo de como te respondan, podrás averiguar o bien que cosas interesantes te esperan a la hora de trabajar alli (desafíos en el buen sentido), o tal vez aprenderás que la empresa tiene hábitos tóxicos (desafíos en el mal sentido)
  • ¿Respecto al salario, existe un rango aproximado que se está barajando? – Esta es una pregunta difícil por varios motivos. En una primera entrevista personal no deberías preguntar sobre salarios, ya que nunca estará bien visto. Puedes hacerlo ya en una segunda entrevista personal, dado que estarías cerca de estar contratado, y es natural que te intereses por saber cuanto cobrarías a esas alturas. Pero para evitar perder el tiempo, es mejor que sepas de antemano si el salario que te van a ofrecer está cerca de tus expectativas, en vez de tener que pasar por un largo proceso para luego decir que no solo por esto. Por tanto, hacer la pregunta al recruiter es lo mejor. Pregúntalo de manera casual en vez de directa (por eso lo del rango) indica que tienes interés por el salario, pero que eres flexible. A veces puede que el entrevistador te pregunte a ti cuanto querrías ganar, en este caso haz lo mismo, dale un rango en vez de un número concreto, esto abre puertas para la negociación y no te arriesgas a estancarte en un número determinado.
  • ¿Hay alguna de mis aptitudes o conocimiento que te hagan dudar respecto de mi valía para el puesto? – Aquí demuestras que no tienes miedo a recibir críticas, y que estás dispuesto/a a hacer todo lo necesario para mejorar. Además, te puede servir la respuesta para prepararte para la siguiente entrevista.

Primera entrevista presencial

 

Si la entrevista telefónica fue bien, lo mas seguro es que te vuelvan a llamar para coordinar una entrevista en persona. Aquí ya estarás tratando con tu potencial empleador, así que es un buen momento para hacer preguntas mas especificas y relacionadas con cosas internas de la empresa y el puesto de trabajo, de las que inicialmente un recruiter probablemente no esté al tanto. Recuerda, si bien esta entrevista será un poco mas larga, tampoco suelen durar más de 45 minutos – 1 hora, por lo que la cantidad de preguntas que podrás hacer será limitada, y seguramente cerca del final de la entrevista. Dependiendo de lo que te haya contado tu interlocutor durante la charla, elige las preguntas que sean mas relevantes y de lo que sepas menos hasta ese momento:

 

  • ¿Cómo contribuirá este puesto a los objetivos de la empresa? – Es una pregunta bastante abierta, pero la respuesta te servirá para saber hasta que punto el puesto que llenarías va a ser relevante, y por tanto tus posibilidades de progreso en la empresa a futuro
  • ¿Qué tipo de métricas utilizais para medir el éxito en este puesto de trabajo? – No solo te pondrás en una buena posición al preguntar esto, ya que demuestras interés por saber como se hacen las cosas bien, sino que también aprenderás cuales son los requisitos fundamentales de exigencia que tienen
  • ¿Cuáles son algunos de los desafíos que puedo encontrar en este rol? – Es la misma pregunta que puse arriba, pero dado que estamos con otro interlocutor con información más cercana al día a día de la empresa, obtendrás otra respuesta mucho más detallada
  • ¿Cómo ves a la empresa en 1 y 5 años? – Muchas veces nos preguntarán esto a nosotros, que mejor que dar vuelta la tortilla y ver qué es lo que nos pueden decir sobre la compañía. Si hay poco que decir sobre como estará la empresa en algunos años, o si estará todo más o menos igual, podrás asumir que habrá bastante monotonía y pocas innovaciones o cosas interesantes para hacer
  • ¿Existe un plan de formación? – Le demostrarás a tu entrevistador que te interesa formarte y aprender nuevas cosas, y además te enterarás si la empresa está interesada activamente en desarrollar las aptitudes de sus empleados

Segunda entrevista presencial / futuros contactos

 

Si pasas las 2 primeras fases es probable que ya tengas un 75% hecho, y a menos que hagas algo muy mal, o que la empresa sea muy tiquismiquis a la hora de elegir candidatos, deberías recibir una oferta firme al finalizar esta toma de contacto.
Aquí tienes tu última oportunidad para hacer preguntas, e incluso para negociar tus condiciones.
Pasado este punto y si aceptas la oferta, pasarás a ser un empleado más y los términos que hayas cerrado son los que te regirán mientras trabajes allí.
Por tanto este es el mejor momento para hacer preguntas más directas, con cuidado de no ofender a nadie o tirar por la borda el trabajo y la buena impresión que has generado hasta ahora, pero tampoco sin cortarte de preguntar cosas importantes que te afectarán en tu día a día

  • ¿Dónde soléis salir a almorzar? He visto que hay buenos restaurantes por la zona – Aquí puedes aprender sobre la cultura de la empresa. ¿Sale la gente a comer, o se tienen que saltar mucho el almuerzo o comer en el escritorio porque no llegan con los tiempos? ¿Existe camaradería?
  • ¿Cómo se espera que me vista para mi primer día? – Para mucha gente tener que ir de traje al trabajo es una gran desventaja. Con esta pregunta averiguarás si existe algún tipo de código de vestimenta en la empresa, sin demostrar lo poco o mucho que te interesa este tema.
  • ¿Existe algún sistema de flexibilidad horaria? – Cada vez más las empresas intentan no ser rígidas respecto al horario, pero cada una tiene distintos niveles de tolerancia.
  • ¿Es posible teletrabajar, y bajo que circunstancias? – En algunos sitios encontrarás que no se puede, en otros te lo permitirán pero para casos muy excepcionales, y en los mejores tendrán montado un sistema donde podrás hacerlo una cantidad de días por semana de manera constante.
  • ¿Cómo es el sistema para disfrutar las vacaciones? – Cada vez más hay empresas que son flexibles con dejar a sus empleados coger las vacaciones cuando quieran siempre y cuando no afecten a la carga de trabajo y objetivos del equipo. Aprenderás si este es el caso, o si hay restricciones cuales son.

 

Cómo no se debe preguntar

 

Cómo verás he titulado la sección de esta manera, en vez de «Qué cosas evitar preguntar». Es muy sutil la diferencia, pero tiene mucho peso.

Mucha gente te dirá que algunas cosas no se deberían preguntar jamás a las empresas, basándose el preconcepto anticuado de que nosotros como pobres empleados tenemos que agradecerle eternamente a una compañía que nos contrate, y por tanto, ciertos temas deberían ser impuestos por nuestros magnánimos empleadores, y jamás ser cuestionados bajo ninguna circunstancia.

Creo que de a poco esta mentalidad está cambiando en la gente, pero no es algo que vaya muy rápido. Lo que quiero hacerte llegar como mensaje es que estás tú en total derecho de preguntar y cuestionar todos los aspectos del contrato de trabajo, que por cierto, es bidireccional. Nadie te está regalando nada, así como tú tampoco tienes porqué regalar nada.

Lo que sí es necesario hacer, es mantener un cierto protocolo profesional, ya que si tu esperas ciertas características de la empresa en la que quieres estar, ellos también querrán alguien que, si bien directo/a, sea confiable y con buena reputación. Entonces, lo que importa no es tanto qué cosas no preguntar, sino mas bien cómo preguntar las cosas para no dar impresiones negativas.

Algunos ejemplos creo que lo ilustrarán perfectamente:

 

Ejemplo 1

Mal preguntado: ¿Qué es lo que hace la empresa?

Bien preguntado: Me he estado informando en su sitio web sobre vuestro negocio. Por lo que tengo entendido vosotros haceis.. [comentar algo aquí sobre lo leído]. ¿Podríais desarrollar un poco más para darme una idea mas amplia?

Razonamiento: Si preguntas que hace la empresa sin más, das la sensación de que no tienes idea que hacen o simplemente ni siquiera has abierto su página web, un mal signo. Preguntando de otra manera, podrás obtener mas información sobre la empresa, pero sin quedar mal

 

Ejemplo 2

Mal preguntado: ¿Cuan pronto puedo aplicar para un nuevo puesto internamente?

Bien preguntado: En mi anterior empresa disponíamos de un sistema de evaluación de desempeño y promociones internas. ¿Existe algo similar aquí?

Razonamiento: Si preguntas lo primero, estás dando a entender que el trabajo para el que estas aplicando te importa poco, y lo quieres usar solamente como trampolín para conseguir algo mejor. Aunque sea internamente, no deja de ser algo malo, ya que la empresa quiere llenar ese puesto en ese momento. Cambiando la formulación de la pregunta, tendrás mas chances de averiguar lo que quieres, pero sin exponer intenciones negativas

 

Ejemplo 3

Mal preguntado: ¿Teneis un sistema de control de horario?

Bien preguntado: ¿Existe algún sistema de flexibilidad horaria?

Razonamiento: Si preguntas si te controlan el horario, estás practicamente diciendo que vas a llegar tarde o irte antes mas veces de las deseadas, lo que da malísima impresión sobre tu persona

 

By Daniel Perez

Daniel es el fundador y creador de la web

Posts Relacionados

0 Comments

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Daniel Perez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Neolo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This